Curandera

Mi abuela, mi hermosa Catalina a la que siempre adoraré y de la que siempre me gustó pensar era una especie de curandera, portadora de sabiduría milenaria.