La feminista que no soy

El feminismo dominante no me atrae, con su mujer-individuo independiente y racional. Las redes de cuidado son la única forma de sobrevivir.