Cortarme el pelo fue liberador

Nunca me creció mucho, pero siempre quise el pelo largo.

¿Saben qué? Pasé años, desde que empecé la secundaria, pensando que sólo podría ser realmente bonita si tenía el pelo largo.

Nunca me creció tanto, pero siempre lo quise largo. El año pasado hasta me puse a llorar cuando me lo cortaron “demasiado”. Me sentía fea, poco atractiva, indeseable.

¿Cuál es la gana que tenemos de poner nuestro valor en cosas así?

Volarme todo el pelo hoy fue liberador, fue un recordatorio de que no soy mi pelo. No soy cosas, soy esencia. Soy cómo pienso, cómo trato a la gente, pero lo más importante, soy cómo me trato a mí.

Y muchas veces fallo en tratarme bien. Tomo actitudes que no van de la mano con quererme. Comer mal, no cuidar mi salud, tomar mucho, no dormir, dejarme manipular, permitir maltrato, no decir no, hasta perder mi voz en momentos importantes.

Espero que este pequeño “acto de rebeldía” al estereotipo que me tuve por tantos años venga acompañado por muchos otros cambios positivos que sean más desde adentro y no sólo para “lo de afuera”.

En fin, para mí este corte de pelo representa como metáfora el inicio de una etapa de dejar ir.

Soltar no es un adiós, es un “me quiero”.

Tags from the story
, ,
Written By