El ocaso

El ocaso de la vida llegará esta tarde.

El ocaso de la vida llegará esta tarde.

El destino clavará el puñal en nuestros pechos.

Lo hará rápido, fácil, sangriento

con aquella fuerza desgarradora que crecimos temiendo.

El campo será rojo carmesí.

La sangre llegará a los ríos,

que correrán por kilómetros

para llenar los océanos con nuestros fluidos.

Los cuerpos inertes pudrirán la tierra.

Una plaga se alimentará de nuestra carne,

descompuesta por el tiempo,

como la vida misma.

El ocaso avisó que llegará esta tarde,

con puñal en mano,

y sed de muerte.

El ocaso avisó y no escuchamos.

Cerraremos los ojos por el miedo,

el alma temblará en su cárcel.

El puñal entrará, con un fino movimiento,

doloroso al principio y liberador al final.

Gritaremos colectivamente.

Gritaremos y seremos un gran cuerpo

que ya no pelea por la vida,

sino por el derecho a la muerte.

Tags from the story
,