Danza machista

¿Te imaginás llegar a una oficina de arquitectos y que te hagan parte de su compañía o empresa, sólo por ser hombre? Sería un desastre, ¿no?

Si no podés bailar nada, pero sos hombre, hasta te van a becar. Como sos el único hombre en las coreografías estarás en el centro, y así la gente va a creer que el mejor de todo el grupo es un hombre.

Además de becarte, muy probablemente hasta te darán los vestuarios sin cobrarte, y tendrás muchos beneficios más, no por bailar mejor que todas las 200 de la academia, sino por ser hombre.

En clase, maestros y maestras ya no hablarán sólo en femenino, hablarán en masculino. Porque no importa que sean 20 mujeres en la clase, con un solo hombre que esté en el salón, ya todo se masculiniza.

Cuando haya un show, podrás ver a las 300 estudiantes reunidas escuchando indicaciones, y como hay uno o dos hombres, las indicaciones irán en masculino: “TODOS tenemos que bailar con fuerza”, “recuerden que somos BAILARINES con pasión”.

Incluso los nombres de algunos shows irán en masculino, aunque la mayoría de las estudiantes de la academia sean mujeres: “Súper Héroes”, y no “Súper heroínas”, por ejemplo.

Si sos hombre y usás tacones para bailar, wow, sos lo mejor del universo, por sobre todas las mujeres. A pesar de que en tacones no hacés ni saltos ni giros, y las mujeres que bailan en tacones hacen axel turn y grand jeté.

Todo esto me pasó cuando comencé a bailar.

Es más, cuando comencé a bailar, no llegué por la danza, llegué a preguntar por clases de canto. Pero me rogaron que hiciera la audición para pertenecer a la compañía de la academia. Así empecé a bailar.

Logré entrar a una compañía de danza ¡sin saber de danza!

¿Te imaginás llegar a una oficina de arquitectos y que te hagan parte de su compañía o empresa, sólo por ser hombre? Sería un desastre, ¿no?

Bueno, por algo la danza aún está estancada en este país. Y lo malo es que pasan los años y esto sigue igual.

Cuando he tenido un hombre en mis clases, yo sigo hablando en femenino, ya que para mí, la mayoría gana. Increíblemente, quien se ofende no es él, sino que son ellas. Cuando digo “ahora TODAS a saltar”, “ahora TODAS a girar”, me ven con cara de “¿no ve que allí hay un hombre?”.

Ahora opto por no usar ni femenino ni masculino: “ahora a saltar”, “ahora a girar”.

Y para mis proyectos, acepto a quien sepa bailar, sin ver si es hombre o mujer. Y bueno, al final, sólo mujeres quedan.

Written By

Bailarín, músico, actor. Se ha presentado y ha dado clases en 10 países de Europa y América. Es creador de una metodología para la danza llamada 100ritmos1paso, con la que ha recorrido varios países. Actualmente imparte esta metodología en Ríos Dance, y también en la Licenciatura de Danza Contemporánea de la Universidad de San Carlos. En Costa Rica, su compañía de danza fue una de las dos seleccionadas de todo el país para audiciones frente a Mark Anthony. Fredy es, junto a un grupo de bailarines de Brasil, el único de América Latina que forma parte del documental Tapworld, que muestra a los mejores exponentes del mundo.